CURSOS Y TALLERES
 
 
 
 
NOTICIAS Y ARTÍCULOS

LA TERAPIA MIOFUNCIONAL. DEFINICION Y APLICACIONES.

Articulo de Daniel Alejandro Silva Troncoso, publicado en www.espaciologopedico.com


Esta terapia se aplica en patologías como la dislalia, las fisuras labiopalatinas, las degluciones atípicas, las respiraciones bucales y otras alteraciones Introducción. Dentro de la gama de terapias aplicadas a los trastornos de la comunicación encontramos una que tiene una fuerte base teórica y práctica, y que se utiliza en alteraciones del habla y en algunas disfunciones orofaciales. Esta es la Terapia Miofuncional. Esta terapia se aplica en patologías como la dislalia, las fisuras labiopalatinas, las degluciones atípicas, las respiraciones bucales y otras alteraciones.A continuación revisaremos brevemente el origen, la definición y la aplicación de la terapia miofuncional.

Orígenes.
La terapia miofuncional se basa en la teoría sobre el crecimiento de la cara propuesta por Enlow (1984), en la cual se destaca que los huesos faciales no crecen por sí solos, sino que el crecimiento es producido por la matriz de tejido blanco que recubre por completo cada hueso. Los factores genéticos y funcionales del crecimiento óseo se encuentran en los tejidos blandos tales como músculos y tejido conjuntivo. Este conocimiento sumado al trabajo de los especialistas del habla y del lenguaje ha proporcionado un nuevo enfoque funcional para las alteraciones músculo esqueléticas.


Definición.
La terapia miofuncional consiste en la utilización del conocimiento sobre el crecimiento facial y su interacción con tejidos blandos como lengua, labios y musculatura orofacial para lograr un equilibrio músculo-esquelético que de funcionalidad adecuada al habla.

Aplicaciones.
La terapia miofuncional se aplica sobre los siguientes tipos de alteraciones:
- Alteraciones del habla de origen congénito o adquirido (Fisuras labio palatinas, traumatismos faciales, etc.)
- Alteraciones funcionales del habla (dislalias práxicas).
- Alteraciones de las funciones orofaciales (deglución atípica, respiración bucal, etc.)

Fases para la aplicación de la Terapia Miofuncional.
- Evaluación: La evaluación inicial de un paciente contempla una observación clínica y una evaluación instrumental. En la evaluación clínica se exploran los órganos fonoarticulatorios y la musculatura orofacial a través de una evaluación estática y una dinámica. También se evalúan las funciones neurovegetativas de respiración, succión, deglución y masticación. Finalmente se evalúa la articulación del habla.
La evaluación instrumental puede contemplar radiografías, rinofibroscopía y la electromiografía según sea el caso.
- Tratamiento: Los tratamientos deben realizarse lo antes posible y se empieza detectando los malos hábitos bucales y los trastornos asociados. Controlar los malos hábitos bucales es un requisito esencial para un buen resultado.
- Trabajo fonoarticulatorio: el siguiente paso corresponde al trabajo fonoarticulatorio en el que se abordan la tonicidad y la movilidad de órganos tales como labios, lengua, mejillas (maséteros), buccinadores, etc.

Rehabilitación Miofuncional.
A continuación presentaremos algunos ejemplos de ejercicios que son utilizados por profesionales especialistas con resultados satisfactorios.
Órganos Fonoarticulatorios.
Tonicidad.
Labios: el paciente sostiene una cuchara con los labios por el mango, manteniéndola en posición horizontal. Una vez logrado se debe agregar peso en la cuchara. Se debe observar que el paciente no adelante la mandíbula durante el ejercicio.
Lengua: el paciente debe empujar con la punta de la lengua un depresor lingual situado frente a su boca. El terapeuta ejerce una fuerza contraria.
Maseteros: el paciente debe masticar una goma tubular ubicada sobre los molares. Se deben intercambiar los lados de masticación.
Bucinadores y velo del paladar: el paciente debe succionar el agua de una jeringa introducida parcialmente en su boca, sin empujar el émbolo con las manos.
- Se lanza un pequeño chorro de agua fría con una jeringa al centro del paladar blando, mientras el paciente emite el fonema /a/. Los chorros de agua deben ser cortos y repetitivos.
Movilidad.
Labios: se realizan ejercicios de vibración de labios, de protrusión y retrusión y movimientos laterales.
Lengua: se utilizan aros metálicos de diferentes diámetros, a través de los cuales el paciente debe introducir la punta de la lengua sin tocar los labios.
Los tratamientos deben realizarse lo antes posible y se empieza detectando los malos hábitos bucales y los trastornos asociados. Controlar los malos hábitos bucales es un requisito esencial para un buen resultado.
Funciones Orofaciales.
Deglución: la terapia de deglución atípica (deglución con succión de lengua, con interposición lingual, etc.) se aplica utilizando alimentos líquidos y sólidos. Inicialmente se utilizan solo líquidos.
Boca abierta: utilizando líquidos, se echa con un jeringa un poco de agua en la boca del paciente, el cual debe retenerla en el centro de la lengua. Luego debe adosar la punta de la lengua en los pliegues palatinos y tragar el líquido sin cerrar la boca. La lengua realiza un movimiento ondulatorio de delante atrás.
Boca cerrada: una vez dominada la fase de boca abierta se realiza el mismo ejercicio con boca cerrada. Se debe estar seguro de la posición lingual.
Respiración. En la respiración se realiza corrección del modo y tipo respiratorio
Modo nasal: se utiliza un espejo pequeño o tipo Glatzel que se ubica debajo de la nariz del paciente, el cual haciendo varias inspiraciones y espiraciones debe empañar el espejo. Luego se deben alternar las narinas.
Tipo respiratorio: se realiza entrenamiento del tipo respiratorio costo-diafragmático. Se empieza el entrenamiento en posición decúbito dorsal y luego sentado. Inicialmente se guía la respiración poniendo una mano sobre el diafragma y la otra a nivel costal.

Finalmente podemos decir que la Terapia Miofuncional es ampliamente utilizada por Fonoaudiólogos y Profesores Especialistas en lenguaje para tratar dislalias con buenos resultados en general.

Autor: Daniel Alejandro Silva Troncoso.

         
- Inicio -
Sinfon © 2014